Agencia de salud del Reino Unido reafirma el poder del vapeo para dejar de fumar

Agencia de salud del Reino Unido reafirma el poder del vapeo para dejar de fumar
Foto: pmlive.com

Una vez más, Reino Unido aporta evidencia y da orientaciones acerca del poder del vapeo para ayudar a fumadores a abandonar el tabaco.

El pasado 25 de junio, el National Institute for Health and Care Excellence [Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención] (NICE) del Reino Unido publicó un nuevo borrador de pautas que alientan a los profesionales de la salud a difundir información clara y actualizada para los fumadores que desean usar vaporizadores para dejar de fumar.

Desarrollado con la ayuda de Public Health England (PHE), la agencia de salud líder del Reino Unido, un comité de expertos advierte que los cigarrillos electrónicos que contienen nicotina tienen “más probabilidades de hacer que las personas dejen de fumar exitosamente” cuando se combinan con apoyo conductual; señala que el vapeo es “similarmente efectivo” a la terapia de reemplazo de nicotina de acción corta y prolongada (NRT); reconoce que los cigarrillos electrónicos son “significativamente menos dañinos que fumar”, aunque se desconocen los efectos a largo plazo sobre la salud; y pide la financiación de nuevas investigaciones. La guía consolida y actualiza ocho guías anteriores sobre el tabaquismo y está disponible para consulta hasta principios de agosto.

“Esto debería tener un impacto considerable en el nivel de confianza entre los profesionales de la salud, algunos de los cuales hasta ahora han estado inseguros o reacios a ayudar a los pacientes a cambiar de fumar, que es extremadamente dañino, a algo significativamente más seguro”, dijo Louise Ross, exgerente de Stop Smoking Service en Leicester y actual gerente de desarrollo comercial para una app libre de humo.

Reino Unido: un modelo en reducción de daños

En los últimos años, el Reino Unido se ha transformado en un modelo para la reducción del daño causado por el tabaco (THR), y los activistas han tenido la esperanza de que los funcionarios de salud pública continúen por ese camino, especialmente en un panorama regulatorio posterior al Brexit.

En un desarrollo prometedor entre muchos, una colección de universidades del Reino Unido lanzó recientemente una prueba en la que están proporcionando cigarrillos electrónicos gratuitos a cientos de personas sin hogar, una población con una alta tasa de tabaquismo. La investigación juzgará qué tan efectivos son los productos de vapeo para ayudarlos a dejar de fumar.

Las recomendaciones de NICE no son necesariamente una sorpresa. De hecho, un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en 2019 encontró que los vaporizadores no eran igual de efectivo que la NRT para dejar de fumar, sino mucho más efectivos, algo decepcionante para algunos activistas. NICE no llega tan lejos como para declarar que los vaporizadores son herramientas superiores para dejar de fumar.

Aún así, las pautas representan una victoria para los defensores de la reducción de daños por tabaquismo. Ahora se pueden citar frente a las organizaciones y agencias de salud que se oponen a toda costa al vapeo y están a favor de un enfoque de solo abstinencia para la nicotina.

¿Y el resto del mundo?

Sin embargo, los defensores no son particularmente optimistas de que la orientación se extienda más allá de las fronteras del Reino Unido. En mayo, antes del Día Mundial Sin Tabaco, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirmó su postura contra el vapeo, afirmando que la industria tabacalera ha “promovido los cigarrillos electrónicos como ayudas para dejar de fumar con el pretexto de contribuir al control global del tabaco” y que “cambiar de los productos de tabaco convencionales a los cigarrillos electrónicos no es dejar de fumar”.

“El nuevo borrador de las directrices que recomiendan que los médicos del Reino Unido promuevan vapores de nicotina más seguros (‘cigarrillos electrónicos’) para los fumadores adultos debería ser un llamad de atención para la Organización Mundial de la Salud”, dijo a Filter el Dr. Charles Gardner, director ejecutivo de INNCO, una organización sin fines de lucro que apoya los derechos y el bienestar de los adultos que usan nicotina más segura. “La OMS sigue creyendo que reducir el daño es una trama malvada de las grandes tabacaleras. NICE y PHE no tienen influencia en la industria. Miran evidencia. INNCO los felicita por su valiente postura contra el dogma actual del control del tabaco”.

“Sabemos que vapear es una forma muy popular y eficaz de dejar de fumar”.

La estrategia del Reino Unido contrasta radicalmente con la de Estados Unidos y con la de muchos otros países [como los países latinoamericanos] que siguen el ejemplo de Estados Unidos. La información errónea sobre los beneficios de los cigarrillos electrónicos para los fumadores adultos todavía afecta gran parte de la conversación pública en los EE. UU. Muchos exfumadores que cambiaron al vapeo han sido persuadidos de que una serie de lesiones pulmonares “relacionadas con el vapeo” informadas en 2019 estaban relacionadas con el vapeo de nicotina, no con cartuchos ilícitos de THC adulterados, como de hecho sucedió. Muchos parecen estar volviendo a los cigarrillos.

“Todo esto debería ser parte de un mensaje coherente para las personas que fuman, animándolas a probar el vapeo”, dijo Ross sobre las recomendaciones de NICE. “Sabemos que vapear es una forma muy popular y eficaz de dejar de fumar. Ahora tenemos evidencia de otra fuente creíble de que todos deberíamos esforzarnos para que más personas lo prueben”.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Publicación original: UK Health Agency Reaffirms the Power of Vaping to Help Smokers Quit. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorVapear en Alemania se volverá más caro en 2022
Artículo siguienteLa COP9 y Reino Unido: a demostrar la seguridad del vapeo
Alex Norcia es periodista en Nueva York, donde cubre la política laboral y de drogas, especialmente la reducción del daño del tabaco. Más recientemente, fue reportero en Vice, y también ha sido publicado en lugares como The New York Times Magazine, The Nation y The Daily Beast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here