La OMS reafirma su postura antivapeo en el Día Mundial sin Tabaco

La OMS reafirma su postura antivapeo antes del Día Mundial sin Tabaco
Foto: Adobe stock

Como parte de la campaña para conmemorar el Día Mundial sin Tabaco el 31 de mayo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reafirma su enfoque de solo abstinencia para la nicotina.

En un comunicado de prensa titulado “Deje el tabaco para ser un ganador“, la OMS dijo que la industria tabacalera ha “promovido los cigarrillos electrónicos como método de ayuda para dejar de fumar con el pretexto de contribuir al control global del tabaco” mientras emplea “tácticas estratégicas de marketing para enganchar a los niños a este mismo portafolio de productos, haciéndolos disponibles en más de 15.000 sabores atractivos”.

También insistió en que la evidencia científica sobre los cigarrillos electrónicos como ayuda para dejar de fumar era “inconclusa” y que “cambiar de los productos de tabaco convencionales a los cigarrillos electrónicos no es dejar de fumar”.

“Debemos guiarnos por la ciencia y la evidencia, no por las campañas de marketing de la industria tabacalera, la misma industria que se ha involucrado en décadas de mentiras y engaños para vender productos que han matado a cientos de millones de personas”, dijo el director general de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus. “Los cigarrillos electrónicos generan sustancias químicas tóxicas que se han relacionado con efectos nocivos para la salud, como enfermedades cardiovasculares y trastornos pulmonares”.

La OMS ha adoptado esta posición antivapeo repetidamente en el pasado y aparentemente continúa ignorando un creciente cuerpo de evidencia en sentido contrario.

La OMS en contra de ella misma

A pesar de incluir “estrategias de reducción de daños” en su definición de “control del tabaco”, la OMS se mantiene firme en negar las opiniones de un número cada vez mayor de expertos, académicos y organismos científicos, como el Royal College of Physicians del Reino Unido y las Academias Nacionales de Ciencias de EE. UU. Ingeniería y Medicina. Estos afirman que vapear es mucho menos dañino que fumar.

“En un comunicado de prensa que combina teorías de la conspiración, mala ciencia y medidas alternativas totalmente inadecuadas, la OMS demuestra una vez más que no es adecuada para su propósito”.

Más de 8 millones de personas en todo el mundo mueren cada año por causas relacionadas con el tabaquismo. En este contexto, debería ser impensable que la principal organización de salud pública del mundo se equivocara tanto en su enfoque, especialmente cuando los países que han experimentado algunas de las mayores caídas en las tasas de tabaquismo han adoptado estrategias de reducción de daños.

Japón, por ejemplo, ha experimentado una caída de más del 40 por ciento en las ventas de cigarrillos en los últimos años, en gran parte debido a la adopción a gran escala de productos sin combustión que reducen la exposición a sustancias químicas nocivas en comparación con los cigarrillos. Otros ejemplos notables incluyen las bajas tasas de cáncer de pulmón de Suecia gracias a la prevalencia del snus oral y el estímulo del Reino Unido al vapeo como sustituto del tabaco. El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido ha ido tan lejos como para entregar vaporizadores gratuitos a los fumadores.

Mientras tanto, en los EE. UU., donde las tasas de vapeo juvenil disminuyeron constantemente en 2020, los estudios siguen contradiciendo la narrativa principal de una “epidemia” desenfrenada de vapeo en adolescentes. Uno sugiere que los niños que usan vaporizadores probablemente estarían fumando cigarrillos si los vaporizadores nunca hubieran estado disponibles; otro sugiere que la desinformación sobre los peligros inventados del vapeo en realidad ha llevado a un aumento en las ventas de cigarrillos.

Lo que la evidencia (realmente) dice

En marcado contraste con la afirmación de la OMS de evidencia “no concluyente” sobre el vapeo como una forma de dejar de fumar, Cochrane, una organización benéfica británica que aboga por opciones de salud basadas en evidencia a través de la investigación médica, encontró el mes pasado que “los cigarrillos electrónicos de nicotina probablemente sí pueden ayudar a las personas a dejar de fumar durante al menos seis meses” y que “funcionan mejor que la terapia de reemplazo de nicotina y los cigarrillos electrónicos sin nicotina”.

“Vapear ya ha funcionado para muchos millones de fumadores, y muchos expertos creíbles están de acuerdo en que un enfoque sistémico para la reducción del daño del tabaco podría salvar la vida de cientos de millones de fumadores”, dijo a Filter Clive Bates, experto en control del tabaco y exdirector de Action on Smoking and Health (Reino Unido). “En cambio, los burócratas de la salud de la OMS simplemente descartan esta gran oportunidad”.

“La OMS afirma alegremente, y de manera bastante errónea, que cambiar de fumar cigarrillos (con mucho, la principal causa prevenible de muerte prematura y discapacidad) a cigarrillos electrónicos (mucho menos dañinos, que, de manera inteligente pero no científica, insinúan que pueden ser mortales) no es dejar de fumar”, dijo Cliff Douglas, director de la Red de Investigación del Tabaco de la Universidad de Michigan y exvicepresidente de control del tabaco de la Sociedad Estadounidense del Cáncer. 

“Lo que realmente quieren decir es que no se trata de dejar la nicotina, que saben que no causa las enfermedades mortales que produce fumar, y que la FDA y otras autoridades nacionales de salud determinaron hace mucho tiempo que es ‘segura y eficaz’ en productos para dejar de fumar.

Insistir en el error

En una evolución asombrosa, a medida que la literatura científica sobre productos de riesgo reducido se fortalece, la OMS parece adoptar una postura cada vez mas estridente en su contra.

En lugar de aceptar las opciones que parecen funcionar en diferentes países del mundo, la agencia planea expandir los servicios existentes, como involucrar a profesionales de la salud para recibir consejos breves, promover líneas telefónicas gratuitas para dejar de fumar a nivel nacional y alentar a las personas a conversar con Florence, el primer trabajador sanitario digital de la OMS. Eso puede funcionar para algunos, pero enfáticamente no funciona para todos.

“En un comunicado de prensa que combina teorías de conspiración, mala ciencia y medidas alternativas totalmente inadecuadas”, dijo Bates, “la OMS muestra una vez más que no es adecuada para su propósito y que está capturada por intereses especiales”.

Muchos reduccionistas de daños culpan a la influencia de Michael Bloomberg y otros filántropos que inyectan dinero a la OMS y apoyan las medidas de control del tabaco centradas en la prohibición.

“La demonización de la nicotina por parte de la OMS de esta manera parece ser un intento de caracterizar todos los productos de tabaco como más o menos igualmente dañinos, lo que no podría estar más equivocado”, dijo Douglas. “Mi consejo para la OMS es decir la verdad”.

Publicación original: WHO Reasserts Anti-Vaping Stance Ahead of World No Tobacco Day


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anterior¿Qué pasará en el Día Mundial del Vapeo 2021?
Artículo siguiente¿Los antivapeo realmente piensan en los niños?
Alex Norcia es periodista en Nueva York, donde cubre la política laboral y de drogas, especialmente la reducción del daño del tabaco. Más recientemente, fue reportero en Vice, y también ha sido publicado en lugares como The New York Times Magazine, The Nation y The Daily Beast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here