“Triplicar el precio de los líquidos para vapear tendrá un efecto catastrófico”

“Triplicar el precio de los líquidos para vapear tendrá un efecto catastrófico
Foto: Adobe Stock

Más inconvenientes que beneficios: un nuevo proyecto de ley en Alemania podría afectar a todo el mercado mayorista y minorista del vapeo, generar un mercado ilícito en el país y penalizar a los consumidores. 

El proyecto de ley de impuestos a los productos de tabaco presentado el pasado 22 de abril por el gobierno alemán, y que incluye al vapeo, propone aumentar enormemente los impuestos sobre los líquidos para vapear, mientras que solo aumenta moderadamente los impuestos sobre los cigarrillos tradicionales. El precio de los líquidos electrónicos de nicotina se triplicará si se aprueba la ley.

Además de los partidos de oposición Liberal y Verde, el Sindicato de la Policía Alemana expresó públicamente su desacuerdo con el aumento de impuestos. Afirman que la medida solamente beneficiaría el mercado ilícito: “una puesta en marcha para contrabandistas y falsificadores”. La Unión Aduanera Alemana, BDZ, va en la misma línea: “Debido a la considerable carga fiscal sobre, por ejemplo, los líquidos, inevitablemente se desarrollará un mercado negro para la evasión fiscal”.

Según Michael Landl, director de la Alianza Mundial de Vapeadores, esta medida tendría efectos catastróficos y desataía un nuevo mercado negro masivo para los productos de vapeo. “El gobierno dice que estos impuestos mejorarán la salud pública, pero la realidad es exactamente lo contrario. Como alternativa menos dañina, el vapeo debe ser más asequible que fumar, para alentar a los fumadores a dejarlo. Si los gobiernos quieren reducir la carga del tabaquismo en la salud pública, deben hacer que el vapeo sea más asequible y accesible, no menos”, sostiene Michael.

¿Quiénes serán los más afectados?

Michael Landl alerta que el encarecimiento de los productos de vapeo afectará más a los grupos de menos ingresos, ya que constituyen la mayor población de fumadores actuales en Alemania.

“Triplicar el precio de los líquidos para vapear tendrá un efecto catastrófico”.

“Los impuestos altos afectan más a las personas menos favorecidas. La economía básica nos enseña que el aumento de los precios de los productos de vapeo conducirá a tasas de tabaquismo más altas. O el gobierno está descuidando las reglas de la economía, o creen que pueden llenar un vacío en las arcas del Estado a corto plazo a expensas de las personas que quieren dejar de fumar. Hay que parar este proyecto de ley”, concluyó Landl.

Un futuro oscuro

En los próximos meses la Comisión que prepara la nueva redacción de la Directiva Común de la Zona Europea sobre temas de tabaco, conocida como TPD 2, podrá definir un impuesto mínimo sobre los líquidos para los cigarrillos electrónicos. Eso quiere decir que a los estados ya no se les permitirá tener impuestos por debajo de lo establecido por la Directiva, pero sí podrán exceder el mínimo establecido. 

En la actualidad, pocos países de la UE tienen impuestos específicos sobre los líquidos con nicotina. En promedio, la tasa sobre el producto es de 15 centavos por mililitro. Portugal y Finlandia imponen una carga fiscal de 3 euros por botella de ración estándar. Y ahora Alemania, que podrá convertirse en el país más caro para comercializar líquidos para vapear, propone un impuesto de 4 euros.

De acuerdo con Dustin Dahlmann de la Asociación Alemana de la Industria de eCig y presidente de la Alianza Europea Independiente de Vapeo (IEVA), la existencia del comercio de cigarrillos electrónicos de tamaño medio está amenazada. Una gran parte de las 3.000 tiendas, la mayoría empresas muy pequeñas, estará obligada a migrar al mercado negro. En el país, la distribución de líquidos de vapeo tiene una facturación anual de 135 millones de euros.

Más decisiones equivocadas

La propuesta tiene en cuenta también a las recomendaciones del Banco Mundial. Según estas, “la imposición de un impuesto a los productos de cigarrillos electrónicos podría limitar el acceso de los jóvenes a estos productos nocivos y reducir la iniciación y el consumo de cigarrillos electrónicos”. La entidad recomienda aplicar un impuesto específico a los líquidos electrónicos y un impuesto ad valorem a los dispositivos.

Lo cierto es que aplicar impuestos especiales de forma desproporcionada a los productos alternativos y menos dañinos que el tabaquismo generará retrocesos y cambios adversos en la demanda a favor de los cigarrillos combustibles. Los afectados siempre serán grupos poblacionales con menores ingresos e individuos que escogen al vapeo como una alternativa para cesar el consumo de tabaco. Un impuesto arbitrario puede no ser un impedimento para un joven, sin embargo, las puertas de un mercado negro sólido no discriminan a nadie.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorOrganizaciones instan a la FDA de Filipinas a cortar lazos con las fundaciones antivapeo
Artículo siguientePanamá: ¿por qué siguen violando los derechos de los fumadores?
Somos un equipo comprometido con brindar información sobre el vapeo y la reducción de daños del tabaquismo a todo el público iberoamericano. Amamos y defendemos el vapeo y queremos llevar a todo nuestro público información diversa y veraz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here