Por una África libre de humo

Para una Africa libre de humo
Foto: Kobus | Adobe Stock

La desinformación y el escaso acceso a alternativas más seguras son los mayores obstáculos para lograr una África libre de humo, advierten los expertos.

El continente africano se está quedando atrás en la guerra contra el tabaco porque sigue negando a los fumadores el acceso a las últimas innovaciones para ayudarlos a dejar de fumar, advirtieron expertos en la IV Cumbre Científica sobre Reducción de Daños del Tabaco organizado por SCOHRE.

En un panel de discusión dedicado a la región, los expertos advirtieron que las políticas anticuadas de control del tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya no son adecuadas para su propósito y que los programas para dejar de fumar ya no ofrecen a los fumadores las herramientas más efectivas para dejar de fumar.

El Dr. Kgosi Letlape, presidente de la Asociación Médica de África, pidió a los gobiernos y a la Organización Mundial de la Salud que redacten nuevas regulaciones para productos de nicotina más seguros que se basen en la ciencia para garantizar que sus políticas se guíen por las últimas investigaciones médicas, al igual que lo han hecho con la COVID-19.

“Espero que la OMS aprenda de la pandemia y de la COVID, donde ha alentado a los gobiernos a confiar en la ciencia para formular regulaciones. Lo mismo debería hacerse con el tabaco. Fumar mata a 8 millones de personas al año en todo el mundo. La COVID ha matado a 4,5 millones de personas en casi dos años. Los fumadores importan. Los fumadores también son humanos”, dijo el Dr. Letlape durante el panel.

Los obstáculos principales

La prevalencia de información errónea y la escasa accesibilidad a productos de nicotina más seguros se destacaron como dos de los obstáculos clave para que África adopte un enfoque de reducción de daños.

En África, existe una confusión significativa sobre la seguridad de los nuevos productos de nicotina. Así lo indica una investigación reciente de la Comisión Internacional para Reactivar la Lucha contra el Tabaquismo, que muestra que cuatro de cada cinco sudafricanos creen erróneamente que la nicotina, los cigarrillos electrónicos y el vapeo causan cáncer de pulmón.

Los productos de nicotina se utilizan en todo el mundo para ayudar a los fumadores a dejar de fumar cigarrillos mortales. La OMS incluye las bolsas y chicles de nicotina en su lista de medicamentos esenciales, pero la Organización Mundial de la Salud (OMS) es una de las principales fuentes de información errónea sobre la seguridad de los cigarrillos electrónicos.

La posición de la OMS sobre estos productos ha llevado a algunos países africanos a restringir los productos, a pesar de la evidencia de publicaciones líderes, como Cochrane, que muestran que los productos de nicotina como los vaporizadores son un 70% más efectivos que las bolsas y chicles para ayudar a los fumadores a dejar de fumar.

Los productos de nicotina más seguros, como los vaporizadores y las bolsas de nicotina, son completamente inaccesibles para el fumador medio de Kenia. Al imponer impuestos y restringir las alternativas más seguras, el gobierno está obligando a las personas a seguir fumando tabaco, que causa cáncer.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorTailandia: si fumas, te mueres; si vapeas, vas a la cárcel
Artículo siguienteFor a smoke-free Africa
Joseph Magero, de Kenia, es un abogado por la reducción del daño del tabaco, con principal actuación en el continente africano. Poseedor de una beca KAC y ganador del premio INNCO 2019, es el presidente de la organización transnacional Campaign for Safer Alternatives.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here