La OMS enfatiza su misión de destruir las alternativas a la nicotina más seguras

La OMS enfatiza su misión de destruir las alternativas a la nicotina más seguras
Imagen: United Nations Foundation

La OMS insiste en atacar obstinadamente a los productos de riesgo reducido. ¿A dónde llevará esta posición equivocada?

El 27 de julio la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó su octavo informe sobre la “epidemia” mundial de tabaco, destacando la “necesidad de abordar las amenazas que plantean los nuevos productos de nicotina y tabaco”.

En medio de una serie de tweets ominosos, incluido uno en el que aparece un pato de juguete con un sombrero que dice “Vape On” y otro con un cigarrillo electrónico utilizado como cebo en una ratonera, la agencia enfatizó en que “los países de todo el mundo están progresando en la lucha contra tabaco, pero algunos todavía necesitan abordar nuevos productos como los cigarrillos electrónicos”.

“La nicotina es altamente adictiva”, dijo el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, en un comunicado de prensa. “Los sistemas electrónicos de administración de nicotina son dañinos y deben regularse mejor. Donde no estén prohibidos, los gobiernos deberían adoptar políticas apropiadas para proteger a sus poblaciones de los daños de los sistemas electrónicos de administración de nicotina y prevenir su absorción por parte de niños, adolescentes y otros grupos vulnerables”.

El informe, financiado por Bloomberg Philanthropies, está dirigido a países que forman parte del Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT). Adoptado en 2003, ese tratado incluye actualmente a 182 partes, que cubren más del 90 por ciento de la población del planeta. Sus principales pautas se conocen como MPOWER:
– “Monitorear el consumo de tabaco y las políticas de prevención”;
– “Proteger a las personas del humo del tabaco”;
– “Ofrecer ayuda para dejar de consumir tabaco”;
– “Advertir a la gente sobre los peligros del tabaco”;
– “Hacer cumplir las prohibiciones de publicidad, promoción y patrocinio del tabaco”;
– “Aumentar los impuestos sobre el tabaco.

El obstinado enfoque de la OMS

El CMCT se redactó antes de la llegada del vapeo. Sin embargo, la OMS parece querer aplicar esas medidas a los productos de nicotina en todos los ámbitos, sin diferenciar entre los cigarrillos combustibles, la causa número uno de muerte evitable en el mundo, y alternativas más seguras como los vapores y los productos de tabaco oral.

Esta estrategia tiende a traducirse en que la OMS aboga, si no por una prohibición absoluta, por políticas regulatorias que harán obsoletas las alternativas menos peligrosas al tabaquismo, especialmente en los países de ingresos bajos y medianos (PIBM), que son más susceptibles a la influencia filantrópica y donde vive la mayoría de los usuarios de nicotina.

Por mal concebida que sea, la última posición antivapeo de la agencia no es una sorpresa. La OMS ha adoptado esta postura, una y otra vez en el pasado, y aparentemente sigue ignorando las pruebas en su contra. Aunque incorpora “estrategias de reducción de daños” en su definición de “control del tabaco”, la OMS no ha estado dispuesta a aceptar las opiniones de expertos, de un número creciente de académicos y organismos científicos, como el Royal College of Physicians del Reino Unido y las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina de Estados Unidos, de que vapear es significativamente menos dañino que fumar.

¿Cómo reaccionaron los defensores de la reducción de daños?

“Es inquietante que la OMS siga intensificando sus esfuerzos para destruir la única versión de la reducción de daños cuyo potencial supera con creces el de todas las demás para reducir las enfermedades y salvar vidas en todo el mundo”, dijo a Filter Cliff Douglas, director de la Red de Investigación del Tabaco de la Universidad de Michigan y el exvicepresidente de control del tabaco de la Sociedad Estadounidense del Cáncer. “En lugar de reconocer el potencial de los productos alternativos de administración de nicotina para reducir la morbilidad y la mortalidad dentro de un régimen regulatorio reflexivo, la OMS sigue adoptando un enfoque miope y poco científico que parece descartar las preocupaciones legítimas de millones de adultos fumadores de todo el mundo que no han podido dejar de fumar por otros medios”.

Los defensores y las organizaciones de reducción del daño del tabaco (THR) condenaron de inmediato a la OMS, muchos de ellos citando el dinero, la participación y el enfoque de solo abstinencia de Michael Bloomberg como la principal razón de la obstinación de la agencia.

“Han alquilado a la OMS como portavoz de sus ideas anticientíficas y poco éticas”.

“Este informe de la Organización Mundial de la Salud, comprado y pagado por un multimillonario estadounidense blanco prohibicionista sesgado, erosiona aún más la legitimidad y relevancia de la OMS en la salud pública mundial”, dijo a Filter Charles Gardner, director ejecutivo de INNCO, una organización mundial sin fines de lucro que apoya los derechos y el bienestar de los adultos que usan nicotina más segura. “¿Permitiríamos que un informe de la OMS sobre vacunas sea financiado por un antivacunas individual? ¿Permitiríamos que un negacionista del cambio climático financie un informe de la ONU sobre el cambio climático? No. Entonces, ¿cómo está esto bien?.

Insistir en el error

No, no lo está. Desde la última vez que la agencia afirmó este tipo de opinión, antes del Día Mundial Sin Tabaco a mediados de mayo, el Instituto Nacional para la Excelencia en la Salud y la Atención (NICE) del Reino Unido publicó un nuevo borrador de directrices instando a los profesionales de la salud a proporcionar información clara para los fumadores que deseen usar vaporizadores para dejar de fumar.

Health Canada, la agencia responsable de la política de salud del país, admitió que una prohibición del vapeo con sabor en el país probablemente aumentaría el tabaquismo. Y un estudio en JAMA Pediatrics encontró que después de la prohibición de San Francisco de los productos de tabaco y vaporizadores con sabor, los adolescentes de las escuelas secundarias de la ciudad tenían más probabilidades de empezar a fumar que los adolescentes de otros distritos escolares de EE. UU.

“No se puede ir más allá de las primeras páginas de este terrible informe sin encontrar puntos de conversación de activistas, declaraciones falsas o engañosas e ideas de políticas realmente pobres dirigidas al vapeo y otras alternativas de bajo riesgo al tabaquismo”, dijo Clive Bates, experto en control del tabaco y antiguo directos de Acción sobre el Tabaquismo y la Salud (Reino Unido). “La operación Bloomberg ahora está haciendo más daño que bien con el dinero de su fundador. Han alquilado a la OMS como portavoz de sus ideas anticientíficas y poco éticas”.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Publicación original: The WHO Emphasizes Its Mission to Destroy Safer Nicotine Alternatives. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorGeekvape anuncia su alianza con Paris Saint-Germain
Artículo siguienteApoyo a Filipinas en su lucha a favor de la reducción de daños
Alex Norcia es periodista en Nueva York, donde cubre la política laboral y de drogas, especialmente la reducción del daño del tabaco. Más recientemente, fue reportero en Vice, y también ha sido publicado en lugares como The New York Times Magazine, The Nation y The Daily Beast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here