Estados Unidos: congresista pone su mirada en la nicotina sintética no regulada

Estados Unidos: congresista pone su mirada en la nicotina sintética no regulada
Foto: Stacey Wescott | Chicago Tribune

Ante las exigencias de la FDA, las empresas de vapeo de Estados Unidos han buscado nuevas alternativas para sus productos, pero todo indica que el camino no será fácil.

El 8 de noviembre, el representante Raja Krishnamoorthi (D-Illinois), presidente del Subcomité de Política Económica y del Consumidor y antagonista de larga data de los defensores de la reducción del daño del tabaco, envió cartas siniestras a dos empresas que venden nicotina sintética.

Krishnamoorthi le pidió a Puff Bar, el productor de vaporizadores desechables que ha sido criticado por supuestas prácticas de marketing centradas en los jóvenes, y a Next Generation Labs, el mayor productor de nicotina sintética de los Estados Unidos, que proporcionen una gran cantidad de información.

De Puff Bar, Krishnamoorthi exigió, entre otras cosas, “todos los documentos y comunicaciones que se refieran o se relacionen con el uso de nicotina sintética en los productos Puff Bar, incluida la decisión de cambiar a nicotina sintética, y todos los documentos relacionados con la compra de nicotina sintética”.

De Next Generation Labs pidió “documentos suficientes para mostrar a todas las empresas a las que suministra nicotina sintética capaz de ser utilizada en cigarrillos electrónicos y/o líquidos electrónicos”, así como “documentos suficientes para demostrar que sus productos de nicotina sintética no son derivados del tabaco”.

“La nicotina sintética se ha transformado en la próxima preocupación de políticos y reguladores”.

¿Por qué la nicotina sintética está en la mira?

El movimiento de Krishnamoorthi ilustra acertadamente cómo la nicotina sintética, es decir, la nicotina fabricada en un laboratorio y no derivada del tabaco, se ha transformado en la próxima preocupación de los políticos y reguladores.

Debido a que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), que recibió el poder de regular el tabaco en 2009, define un “producto de tabaco” como cualquier cosa “hecha o derivada del tabaco”, algunos en la industria del vapeo han llegado a ver la nicotina sintética como una potencial escapatoria. Técnicamente, la terminología de la FDA excluye la nicotina sintética de su jurisdicción. Pero pocos observadores esperan que esta sea una situación permanente. Especialmente considerando que la nicotina derivada del tabaco y la nicotina sintética son químicamente difíciles de diferenciar.

Con informes de Filter, Krishnamoorthi citó a Ronald Tully de Next Generation Labs sobre la falta actual de regulación: Si el estatuto ha sido mal concebido, y la regulación ha sido mal redactada, no es responsabilidad de la industria conformarse con algún tipo de idea de que no se puede innovar en esos espacios donde la legislación no ocurre”.

“El representante Krishnamoorthi carece incluso de la más mínima evidencia de que el objetivo de su última investigación haya violado una sola ley”, dijo a Filter Greg Conley, presidente de la Asociación Estadounidense de Vapeo (AVA). “Como de costumbre, él está jugando a la política, y tenemos la esperanza de que se resistan las demandas especificadas en su carta. (…) Con el número de jóvenes vapeadores y el pánico moral asociado que continúa disminuyendo, queda por ver si el objetivo principal del representante Krishnamoorthi (que la atención de los medios se centre en él) realmente se cumplirá con esta campaña”.

Buscando caminos

En los últimos meses, la FDA, a través de su proceso de solicitud de productos de tabaco antes de la comercialización (PMTA), eliminó del mercado la mayoría de los productos de vapor de muchos fabricantes pequeños y medianos. Las empresas han tenido que demostrar que sus vaporizadores serían “apropiados para la protección de la salud pública”, lo que significa, en gran parte, que tenían que demostrar que sus productos ayudarían a los fumadores adultos a hacer la transición a una alternativa más segura sin atraer a una nueva generación de usuarios de nicotina. 

Un tribunal federal de apelaciones acordó recientemente con la industria que el proceso de la FDA ha sido opaco y, en el mejor de los casos, defectuoso. Como resultado, muchas empresas más pequeñas han anunciado que cambiarán a la nicotina sintética.

En febrero pasado, Puff Bar pasó a la nicotina sintética. Mientras tanto, Next Generation Labs, que produce nicotina “sin tabaco” bajo su marca comercial TFN, ha visto ventas aparentemente disparadas desde que la FDA comenzó a negar los productos de vapeo de nicotina regular. “Tenemos [la carta] en la mano y la estamos revisando y responderemos en consecuencia”, dijo Ronald Tully, cofundador de Next Generation Labs. “Next Generation Labs siempre ha creído que la nicotina sintética debe estar sujeta a una estructura regulatoria justa y apropiada y que es necesario crear un camino para la supervisión futura de los productos en el mercado actual que contienen TFN”.

También señaló que Puff Bar “no es un cliente”, explicó que la nicotina sintética “tiene el potencial de compensar significativamente la huella de carbono creada por la producción mundial de tabaco y nicotina extraída del tabaco” y dio la bienvenida a “un producto bien concebido, apropiado a un futuro razonable marco regulatorio de la FDA. Es importante considerar el papel de la nicotina sintética en este contexto más amplio y no solo como un sustituto limitado de la nicotina del tabaco”.

Un momento difícil para el vapeo de nicotina

“Al parecer, han tomado la vil decisión de seguir enriqueciéndose envenenando a los niños”.

Durante mucho tiempo se asumió que se necesitaría una orden del Congreso antes de que la FDA tomara una acción definitiva contra la nicotina sintética. Ahora, eso podría no estar muy lejos.

“Al parecer, han tomado la vil decisión de continuar enriqueciéndose envenenando a los niños”, se lee en la carta a los propietarios de Puff Bar. “El meteórico aumento de popularidad de Puff Bar entre los niños resultó en $156 millones en ventas solo en 2020. No se debe permitir que Puff Bar continúe dañando a los niños debido a que la FDA no ha regulado la nicotina sintética, y tengo la intención de poner fin a sus prácticas depredadoras”.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Publicación original: Congressman Sets His Sights on Unregulated Synthetic Nicotine. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorLa Organización Bloomberg de Salud
Artículo siguienteLa OMS jugó a puerta cerrada con 200 millones de vidas
Alex Norcia es periodista en Nueva York, donde cubre la política laboral y de drogas, especialmente la reducción del daño del tabaco. Más recientemente, fue reportero en Vice, y también ha sido publicado en lugares como The New York Times Magazine, The Nation y The Daily Beast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here