El Congreso de Estados Unidos logra aprobar ley anti “vapemail”

El ‘PACT’ act, congreso de los Estados Unidos logra aprobación de ley anti “vapemail”
Foto: La Opinión

En Estados Unidos, dentro de un gigantesco documento de más de 5 mil páginas con actos legislativos sobre ayudas bilaterales, exenciones migratorias e incluso un paquete de ayuda por el Coronavirus se destaca un título que compromete las ventas en línea de productos de vapeo. Como consecuencia, grandes empresas como UPS y FedEx han decidido dejar de transportar cualquier producto relacionado con el vapeo. 

La industria del vapeo ha recibido un golpe muy bajo en tiempos de pandemia. Con él incluso la creciente industria del cannabis se ve comprometida.

En diciembre pasado el Congreso norteamericano logró que el entonces presidente Donald Trump firmara un acto constitutivo de más de 5.000 páginas y con temáticas variadas. Entre estas resalta el ‘PACT act’ (Prevent All Cigarette Trafficking), que ataca directamente el envío comercial de cualquier tipo de dispositivo de vapeo, sumando así un exabrupto más en contra de las ventas en línea en todo el territorio estadounidense. 

Además, la modificación hecha al acto ‘Jetkins’ de 1949, que prohíbe la venta de productos de tabaco a menores de edad, exige una serie de requerimientos legales adicionales a los vendedores en línea.

Ventas en línea, registro total del comprador

Después de firmar el acto el 21 de diciembre iniciaron los 120 días de plazo para empezar a aplicarlo. En ese lapso todos los vendedores en línea deben realizar una nueva y dispendiosa serie de trámites legales y burocráticos para poder cumplirles a sus clientes:

  • Verificar la edad del comprador a través de una base de datos pública.
  • Usar un servicio de mensajería privado que exija la firma de un adulto para su entrega.
  • Registrarse ante todas las administraciones de impuestos donde la compra se lleve a cabo, tanto estatal como local.
  • Registrarse ante la ATF (The Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives) y el fiscal general de EE. UU.
  • Retener y pagar todos los impuestos locales y estatales aplicables, incluyendo tarifas adicionales por las ventas.
  • Mensualmente deberán enviar una lista detallada de cada venta que incluye: nombre y dirección del comprador, cantidades y tipo de producto vendidos, nombre, dirección y teléfono de la persona que realizó la entrega al destinatario.

Todo este compendio de nuevos trámites ha llevado a muchos minoristas a abandonar el negocio debido a sus implicaciones económicas, administrativas y laborales. Quienes no cumplan con la nueva normativa podrán ser sometidos a cuantiosas multas o incluso a pagar hasta 3 años de prisión.

Ruptura total de la cadena

Empresas como Fedex, USPS y UPS han anunciando el cese total de envíos de productos de vapeo porque a partir de los primeros días de marzo porque prefieren evitar cualquier tipo de inconvenientes legales. La lista sigue creciendo y esto afecta a toda la comunidad.

Los envíos de los fabricantes a los distribuidores o, incluso, directamente a las tiendas se ven comprometidos. Esto se debe a la confusión que han causado las decisiones de las empresas de mensajería, las desorbitadas sanciones económicas que puede haber y la casi inexistente oportunidad logística de hacer envíos de grandes cantidades de producto.

Por otra parte, el procedimiento que debe realizarse obligatoriamente a partir del 26 de abril de 2021 para que los envíos sean posibles es dispendioso, costoso e innecesario. De acuerdo con Geoff Habicht de la marca de Mi-One Brands, los vendedores en línea tienen que empezar a recolectar impuestos individuales que varían de un estado a otro y llenar formularios y reportes individuales por cada comprador o artículo. Esto implica un gasto adicional considerable en las áreas administrativa y contable, pues no tienen más alternativa que cumplir con la asfixiante norma.

Un gran paso atrás

Lo único que queda por hacer es esperar a la siguiente movida de los vendedores, quienes han aprendido a sortear muchos obstáculos que las entidades gubernamentales han impuesto. Sin embargo, con la coyuntura mundial girando en torno a la pandemia, los “vapemail” se convirtieron en una alternativa para mantenerse a salvo en casa y continuar vapeando. 

Otro grupo que se ve directamente amenazado es el de los usuarios de cannabis medicinal. La medida compromete el acceso a insumos indispensables tanto para la fabricación como para el uso por parte del paciente de cannabis.

Así, como consecuencia de la medida, es de esperar que los usuarios se acerquen al mercado negro para suplir sus necesidades. Esto a su ves podría aumentar el riesgo de aparición de casos de pulmonía lipoidea, como los que se presentaron en 2019.


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anterior¿Qué hizo que una legisladora de Rhode Island cambiara de opinión sobre el vapeo?
Artículo siguienteEl vapeo en tiempos de COVID-19
Somos un equipo comprometido con brindar información sobre el vapeo y la reducción de daños del tabaquismo a todo el público iberoamericano. Amamos y defendemos el vapeo y queremos llevar a todo nuestro público información diversa y veraz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here