El impacto de la COP9 en los vapeadores

El impacto de la COP9 en los Vapers
Foto: Adobe Stock | Adaptación: Vaping Today

¿Qué esperar de la novena Conferencia de las Partes en relación con el vapeo? De acuerdo con Christopher Snowdon el panorama no es alentador.

Hemos discutido muchas veces las Conferencias de las Partes del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT). Por lo general, son eventos malditos: por el ébola en Moscú en 2014, por la contaminación del aire en Delhi en 2016 y por COVID en los Países Bajos en 2020. La reunión de los Países Bajos fue cancelada y reorganizada para este año, pero ahora se ha tomado la decisión de celebrarla solo en línea.

Esta sería una buena oportunidad para transmitir el evento al mundo, pero espero el habitual secretismo extremo en este evento de la Organización Mundial de la Salud (OMS) financiado por los contribuyentes.

Eso sería una pena porque la Conferencia nunca ha sido más importante para los vapeadores que en esta ocasión. En los últimos dieciocho meses, la OMS se ha descarrilado por completo en este tema. Al comienzo de la pandemia, tuiteó una serie de mentiras extrañas y verdades a medias sobre el vapeo [al final de este artículo]. El mes pasado, otorgó a India un premio especial por prohibir la venta de cigarrillos electrónicos en todo el país.

Ahora he escrito una breve historia de las reuniones de la COP para Property Rights Alliance: The Impact of COP9 on Vapers.

Conclusión:

Los gobiernos difieren en cómo ven la reducción del daño del tabaco, pero aquellos que reconocen su potencial para reducir las tasas de tabaquismo y salvar vidas deberían defenderlo con firmeza en la COP9. Deben elegir defensores fuertes y articulados como delegados, no burócratas. Si la OMS continúa difundiendo información errónea sobre los cigarrillos electrónicos y si la COP9 se celebra en secreto, deberían retirar su financiación de la Secretaría del CMCT. Se debe notificar a la Secretaría del CMCT. La COP9 es su última oportunidad para enmendar sus caminos y operar como una organización transparente y basada en evidencia. Si no puede reformarse, debería disolverse.

Puede descargar el informe de forma gratuita aquí.

La Organización Mundial de la Salud miente sobre el vapeo a una escala épica

22 de enero de 2020. 

El mortal coronavirus que ha infectado a cientos de personas en China y ahora se ha extendido a los EE. UU. es la mayor amenaza para la salud pública mundial que hemos visto en algunos años. Por lo tanto, naturalmente, la Organización Mundial de la Salud pasó ayer publicando una serie de tweets desquiciados sobre el vapeo.

Como mencioné anteriormente, las agencias de salud de EE. UU. finalmente aceptaron que las muertes ‘relacionadas con el vapeo’ del año pasado se debieron al acetato de vitamina E en cartuchos ilegales de THC, no a los cigarrillos electrónicos normales. Ignorando los hechos por completo, los charlatanes anónimos de la división de tabaco de la OMS publicaron este tweet:

P:¿los cigarrillos electrónicos causan lesiones pulmonares?
R:Existe una creciente evidencia que demuestra que el uso de cigarrillos electrónicos podría causar daño pulmonar.
Al menos 6 países han iniciado investigaciones para identificar casos de lesiones pulmonar relacionadas con el uso de cigarrillos electrónicos https://www.who.int/news-room/q-a-detail/tobacco-e-cigarettes

Ese fue solo un tweet en un hilo que debería poner fin a toda discusión sobre si la OMS es una fuente creíble de información sobre los cigarrillos electrónicos. Pero también estaba esto:

Los cigarrillos electrónicos aumentan el riesgo de enfermedades cardíacas y trastornos pulmonares. Para las mujeres embarazadas plantean riesgos significativos, ya que pueden dañar el feto en crecimiento. También exponen a los no fumadores a la nicotina y otras sustancias químicas nocivas. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/tobacco-e-cigarettes

No conozco evidencia de que los cigarrillos electrónicos causen enfermedades cardíacas o trastornos pulmonares (la OMS ciertamente no cita ninguna). Y los cigarrillos electrónicos realmente no “exponen” a los no fumadores a la nicotina porque los pulmones del usuario absorben la nicotina, ese es el punto. Y la nicotina no es peligrosa de todos modos.

Las cosas se pusieron aún más locas con esto:

El líquido de los cigarrillos electrónicos puede quemar la piel y rápidamente causar envenenamiento por nicotina si se ingiere o se absorbe a través de la piel. Existe el riesgo de que los dispositivos presenten una fuga o de que los niños traguen el líquido. El líquido también es muy inflamable.

¿Qué se puede decir sobre la afirmación de que el líquido de vapeo quema la piel, aparte de que simplemente no lo hace? Tampoco puede causar intoxicación por nicotina, a menos que beba una gran cantidad (incluso entonces, probablemente vomitaría).

Ah, y tampoco es muy inflamable. De hecho, no es inflamable en absoluto (lo he intentado).

Una cosa en la que todos pueden estar de acuerdo, incluso payasos como Stanton Glantz, es que los cigarrillos electrónicos son menos peligrosos para la salud que los cigarrillos combustibles. Todos menos la OMS, es decir, los que piensan que podrían ser más peligrosos…

P: ¿Los cigarrillos electrónicos son más peligrosos que los cigarrillos normales?
R: Eso depende de una variedad de factores, incluida la cantidad de nicotina y otros tóxicos en los líquidos calientes, pero sabemos que los cigarrillos electrónicos plantean claro riesgos para la salud y de ninguna manera son seguros. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/tobacco-e-cigarettes

Y aún no habían terminado:

P: ¿Son peligrosas las emisiones de los cigarrillos electrónicos de segunda mano?
R: Sí. Los aerosoles de los cigarrillos electrónicos suelen contener sustancias tóxicas, incluido el glicol que se utiliza para fabricar anticongelantes. Los cigarrillos electrónicos presentan riesgos para los usuarios y no usuarios. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/tobacco-e-cigarettes

Nuevamente, simplemente no hay evidencia de daño y la OMS no puede citar ninguna.

Gravar los cigarrillos electrónicos de manera similar a los productos de tabaco ofrece una ventaja para los gobiernos al proteger a los ciudadanos mediante precios más altos que disuaden el consumo. https://www.who.int/news-room/q-a-detail/tobacco-e-cigarettes

La evidencia muestra que gravar los cigarrillos electrónicos lleva a que más personas fumen. Esto no es sorprendente. Los dos productos se sustituyen entre sí.

Hay aún más de esta basura si miras todo el hilo. Suzi Gage vio la ironía en este:

La reglamentación sobre los cigarrillos electrónicos debería: Interrumpir la promoción y aceptación de los productos de cigarrillos electrónicos | Reducir los posibles riesgos para la salud de los usuarios y no usuarios de cigarrillos electrónicos | Prohibir que se hagan afirmaciones falsas no comprobadas sobre los cigarrillos electrónicos | Proteger los esfuerzos existentes de control del tabaco.

Esta propaganda espantosamente deshonesta obviamente va en contra de los hechos. También va en contra de la posición del gobierno británico, por lo que seguramente es hora de que el Reino Unido deje de financiar la división de tabaco de la OMS (el Convenio Marco para el Control del Tabaco). Somos, con mucho, su mayor donante.

So much for soft power... La OMS es incapaz de reformarse, ¡saca el dinero!

PD. La periodista que odia a los vaperos, Sarah Knapton, lo está disfrutando.

Publicaciones originales: The Impact of COP9 on Vapers y The World Health Organisation lies about vaping on an epic scale.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorExpuesta la intromisión antitabaco de Bloomberg en los países en desarrollo
Artículo siguienteAvances y perspectivas del vapeo y el tabaquismo en España
Escritor e investigador del Instituto de Asuntos Económicos del Reino Unido, Christopher Snowdon es especialista en materias afines a las libertades sociales, la prohibición y la evidencia basada en políticas, editor del Nanny State Index y autor de seis libros: 'Polemics' (2020), 'Killjoys' (2017), 'Selfishness, Greed and Capitalism' (2015), 'The Art of Suppression' (2011) , 'The Spirit Level Delusion' (2010) y 'Velvet Glove, Iron Fist' (2009).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here