Vapear en Nueva Zelanda versus vapear en Estados Unidos

Nueva Zelanda y Estados Unidos han adoptado enfoques opuestos al informar sobre el vapeo. Solo uno de los dos toma en serio la salud pública.

Desde 2015 la posición del gobierno británico ha sido que “los cigarrillos electrónicos son considerablemente más seguros que fumar cigarrillos, son populares entre los fumadores y tienen un papel que desempeñar en la reducción de las tasas de tabaquismo”. En cambio, las autoridades estadounidenses, demasiado entusiastas, han librado una guerra total contra estos productos mucho más seguros. Los nuevos desarrollos en los EE. UU. y Nueva Zelanda hacen más evidente la parodia estadounidense.

La parodia de Estados Unidos

El Centro de la FDA para Productos de Tabaco de Estados Unidos gasta alrededor de 160 millones de dóalres al año, aproximadamente el 22% de su presupuesto, en campañas contra el tabaco y el vapeo como “Real Cost“.

La agencia ha demonizado previamente a los cigarrillos electrónicos al mostrarlos invadiendo los cuerpos de los adolescentes como gusanos (el material original ha sido eliminado por la FDA, pero la imagen arriba, por ejemplo, aún está disponible en la web) y representando a un mago que convierte los cigarrillos electrónicos en cigarrillos combustibles (aquí).

Ahora, la FDA se ha asociado con Marvel Comics para producir un video macabro que presenta al vapeo como una “amenaza de control mental”. Si bien este video no es un hecho en el que basarse, aparentemente está de acuerdo con la misión de la FDA de informar al “público objetivo” sobre los “daños del uso de productos de tabaco”. Bienvenido al remake equivocado de “Reefer Madness“.

El enfoque educativo de Nueva Zelanda

En contraste dramático, la Agencia de Promoción de la Salud de Nueva Zelanda está llevando a cabo una importante campaña en los medios denominada Vape to Quit Strong. Con ella alienta a los fumadores a cambiar a los cigarrillos electrónicos. Ese país también mantiene un sitio web informativo que proporciona datos sobre vapear, vapear versus fumar y vapear para dejar de fumar. 

Si bien los extremistas antitabaco de EE. UU. pueden estar horrorizados ante la imagen de un niño que aparece en una campaña del gobierno que anima a los fumadores a vapear, esto es salud pública en su máxima expresión. El mensaje es claro. El padre de la niña puede vivir para verla crecer si toma la decisión correcta: alejarse del fuego.

Publicación original: Vaping in New Zealand Versus Vaping in New Zealotsville


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorTras una década de prohibición del vapeo en Argentina, ¿llegó la hora del cambio?
Artículo siguienteLa prohibición de los cigarrillos mentolados de Biden fracasará sin la reducción de daños
El Dr. Brad Rodu es profesor de medicina y miembro del Centro de Cáncer James Graham Brown de la Universidad de Louisville. Hace casi 30 años está involucrado en la investigación y el desarrollo de políticas relacionadas con la reducción del daño del tabaco (THR). Sus investigaciones han aparecido en las principales revistas médicas y científicas del mundo, y es autor del libro 'For Smokers Only: How Smokeless Tobacco Can Save Your Life'.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here