El snus viene del rapé, pero no es lo mismo

El snus viene del rapé, pero no es lo mismo
Foto: newsbeezer

Cada vez aparecen más alternativas al cigarrillo tradicional. ¿Cuál es la historia del snus, una de las más populares de Europa y, particularmente, de Suecia.

Ahora más que nunca, la industria de la nicotina se encuentra en un punto de no retorno. Ya se puede hablar de una década de evolución no solamente tecnológica, sino social y legal, que la ubica dentro de una de las más prolíficas actualmente. La acogida de estas nuevas tecnologías para el consumo de nicotina por parte del público fumador ha desencadenado muchas y diversas reacciones políticas alrededor del mundo. Hoy somos más de 100 millones de usuarios, pero solamente 50 naciones han legalizado y regulado estas nuevas formas de consumo.

Francamente, el snus es la opción menos atractiva para mí. Parte de mi gusto por el vapeo está en la exhalación del vapor sumado a la increíble capacidad que tienen los líquidos de emular sabores cotidianos o complejos, así que el consumo de nicotina a través de la vía oral o transdérmica, para mí, pierde el encanto. Sin embargo, las propiedades y sensaciones que genera esta tecnología son interesantes. Con más de 400 años de historia, el snus se ha convertido en un ejemplo exitoso de producto para el consumo de nicotina con riesgos reducidos, y además es orgullo y parte de la identidad de Suecia.

El origen del snus

Este producto nació de las tradiciones americanas y del Caribe, pero se popularizó en las altas cortes francesas con una intención medicinal.

El rapé es tal vez la idea base del snus. Sin embargo, difiere en cuanto a tradición, rituales y composición, puesto que los pueblos originarios suelen mezclar con él otro tipo de plantas, semillas y raíces pulverizadas con propósitos medicinales y de limpieza. Además, el consumo de rapé se hace por medio de un dispositivo en forma de “V”, donde una punta lleva la carga de rapé a la nariz mientras la otra reposa en la boca, presta para dirigir el soplido que lleva la mezcla herbal a los senos paranasales. A este producto se le atribuyen efectos positivos sobre alergias y dolores, así como “patologías energéticas” asociadas con su poder estimulante.

Del otro lado del Atlántico, Jean Nicot (por su apellido se le dio el nombre a la nicotina), embajador de Francia en Portugal en 1560, llevó a la corte francesa en París el rapé, que alivió inmediatamente los dolores crónicos de cabeza que sufría la reina de Francia, Catalina de Médici. Automáticamente, este mágico polvo se extendió por las esferas nobles de Francia y Europa, pero con una gran acogida en la región nórdica debido a la fuerte influencia del país galo. Con los primeros cultivos suecos nació una forma de consumir tabaco sin humo, popular, con una tradición muy arraigada en el pasado que se ha convertido en una moda que no para de crecer en el presente: el snus.

¿Cómo es este producto?

El snus es un producto que se ofrece hoy gracias a los procesos industriales tradicionales, pero sin dejar atrás su identidad y sabores. Ahora no es extraño encontrar porciones sin un solo miligramo de tabaco, pues usan materiales textiles como celulosa, que impregnan con saborizantes y sales de nicotina, como es el caso de la marca Skruf. Incluso, haciendo frente a las prohibiciones, existen marcas como Siin, que ofrece sus productos con nicotina libre de tabaco (Tobacco Free Nicotine) o nicotina sintética.

Su consumo es realmente pasivo, pues solo basta con ubicar la pequeña bolsita en la parte superior de la boca, entre el labio y los dientes, para dejarla actuar y que libere la nicotina lentamente. Los sabores no suelen ser tan complejos: fácilmente equiparables con los de un buen chicle y los mentolados, quizá mi favorito, dejan una sensación en la boca muy interesante, de frescura y limpieza.

En cuanto a la duración, son necesarios 20 minutos aproximadamente para agotar la carga de nicotina de un pouch (nombre inglés para las bolsitas). El efecto de la nicotina es, comparado con un vaporizador de 50 mg de sales de nicotina, mucho más notable y duradero. La duración del sabor puede ser un indicador de su uso, y no se atenúa en al menos 15 minutos después de iniciado. 

¿Recomendado?

Así las cosas, el snus es una alternativa muy peculiar, posiblemente para usar en espacios libres de humo y vapor, como un vuelo en avión de larga duración o una reunión pública. Es sumamente discreto, aunque puede resultar un poco incómodo al principio e incluso la salivación puede resultar excesiva acarreando una carga alta de nicotina hacia el estómago. Algunos de mis amigos que quisieron probar el Skruf Super White #2 de nicotina media confesaron que sentían acidez estomacal unos minutos después de usarlo.

Esta breve crónica es resultado de un recorrido de vida que me ha convertido en defensor y promotor del vapeo; es un voto de confianza a una tecnología que me ha dado seguridad y satisfacción por más de 9 años sin comprometer mi salud en general. Es un acercamiento desde la experiencia para que usted tome la decisión final de qué dispositivo se adecúa mejor a su gusto y necesidad.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorIQOS, una experiencia muy parecida a fumar un cigarrillo tradicional
Artículo siguienteLa participación de la comunidad en la investigación de la salud mundial
Carlos Miguel López es miembro del equipo editorial y corresponsal en América Latina para The Vaping Today, comunicador social-editor de la Pontificia Universidad Javeriana, fotógrafo y emprendedor en Flavorchaser Handcrafted E-liquid, GreenQueen y Bicannans.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here