Carta de RELDAT al gobierno panameño

Carta de RELDAT al gobierno panameño
Foto: @NitoCortizo

La Red Latinoamericana por la Reducción de Daños Asociados al Tabaquismo (RELDAT) envió una carta al presidente Laurentino Cortizo expresando su posición frente a la recientemente aprobada ley 178 en Panamá. 

El doctor Diego Verrastro, portavoz de RELDAT escribió una carta al presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, con la intención de exponer las falencias y la inviabilidad que representaría la implementación de la ley 178 para la salud de los panameños.

Verrastro ofrece referencias a publicaciones científicas que respaldan la eficacia y seguridad de los dispositivos administradores de nicotina. Incluso cita los casos de países como el Reino Unido, Japón y Nueva Zelanda, cuyos ministerios de sanidad han implementado dicha tecnología para luchar contra el tabaquismo.

Una propuesta

En la carta también se menciona la ruta que se ha seguido con los dispositivos de administración de nicotina y que estudios como el de Cochrane han recopilado y analizado para argumentar su efectividad como terapia de cesación. Frente a esto RELDAT sugiere que:

“(…) ante la enorme cantidad de evidencia científica disponible le animamos a vetar el proyecto de ley 178 y a lanzar un debate público, objetivo y transparente sobre la legislación de estos productos por los siguientes motivos:

  • Falta de evidencia científica que sustente esta legislación.
  • Riesgo incrementado de un mercado negro que pueda introducir productos de baja calidad y sin control de calidad poniendo en peligro a la sociedad. 
  • Riesgo de generar una continuidad en las tasas de tabaquismo panameñas”.

Para el Dr. Verrastro es clara la falta de evidencia científica para respaldar la prohibición. También considera imprescindible ajustar las normas para la regulación del cigarrillo tradicional, pues “está comprobado que es el humo del cigarrillo, y no la nicotina, lo que provoca las enfermedades relacionadas con fumar. Es momento de favorecer los productos sin humo para mejorar la salud de la población”, resalta.

Entre las sugerencias que hace el cuerpo profesional, médico y científico de RELDAT al Presidente de Panamá están:

  • Consolidar políticas que desincentiven el uso del cigarrillo por combustión por medio de campañas y empaquetados genéricos con las debidas advertencias;
  • Ofrecer sistemas alternativos para la cesación que estén basados en estudios científicos comprobados, con un riesgo menor de consumo y que contribuyan a la reducción del daño.

    Incluso, recomiendan tomar como ejemplo los casos exitosos de integración de políticas de salud públicas con rutas de reducción de daños por consumo. 

Carta del doctor Verrastro, vocero del RELDAT, dirigida al presidente Laurentino Cortizo

RED LATINOAMERICANA POR LA REDUCCIÓN DE DAÑOS ASOCIADOS AL TABAQUISMO

Excelentísimo Sr Presidente D. Laurentino Cortizo,

Presidente de Panamá

20 de julio de 2021

Sr. Presidente:

Me dirijo a usted por la presente como portavoz de la Red Latinoamericana por la Reducción de Daños Asociados al Tabaquismo (RELDAT), la cual está formada por profesionales autoconvocados del campo médico, científico y sociosanitario de toda Latinoamérica con el objetivo netamente científico de valorar y evaluar el potencial de las políticas de reducción de daños asociados al tabaquismo. Desde RELDAT nuestra misión es la de colaborar con las administraciones públicas de todo Latinoamérica para aconsejar y contribuir, con la evidencia científica disponible, a los esfuerzos que realizan las autoridades de los distintos países de Latinoamérica en la lucha contra el tabaquismo.

Ha llegado a nuestro conocimiento la tramitación en Panamá del proyecto de ley 178, que prohíbe el uso y comercialización de sistemas electrónicos de administración de nicotina, cigarrillos electrónicos, vaporizadores, calentadores de tabaco y similares. Esta norma queda a nuestro entender pendiente de ratificación por la presidencia de Panamá.

Es por eso que, en esta ocasión nos dirigimos a usted con el ánimo de transmitirle nuestra posición y consejo sobre el proyecto de ley 178 para solicitarle que tenga en consideración el veto al proyecto por atentar gravemente contra la salud de los fumadores, que sin el acceso a productos de menor riesgo continuarán fumando y enfermando. La evidencia científica avala que estos dispositivos sirven a los fumadores adultos para dejar de fumar y que tienen un perfil de riesgo mucho menor que el tabaco por combustión, lo que permite utilizarlos como una herramienta efectiva en la reducción de daños causados por el tabaquismo. Es difícil, por tanto, encontrar una justificación científica para aplicar regulaciones iguales o más restrictivas a estos productos que al propio tabaco combustible, impidiendo que los fumadores accedan a productos menos nocivos. Esto es precisamente lo que hace el proyecto de ley 178.

Para sustentar esta afirmación nos referimos a las publicaciones y revisiones más recientes y objetivas como puede ser la Cochrane de octubre de 2020, que es un espacio de divulgación científica objetiva y sin intereses que influyan sobre las conclusiones y que está destinado a realizar revisiones sistemáticas de estudios de investigación primarios en política y atención sanitaria en humanos. Además, cabe señalar que el contenido del proyecto de ley 178 va en contra de las conclusiones de las revisiones de los ministerios de sanidad más avanzados en la lucha contra el tabaquismo del mundo como Francia, Reino Unido, Nueva Zelanda o la propia administración estadounidense.

Es por todo lo anterior, y ante la enorme cantidad de evidencia científica disponible que le animamos a vetar el proyecto de ley 178 y a lanzar un debate público, objetivo y transparente sobre la legislación de estos productos por los siguientes motivos:

  • Falta de evidencia científica que sustente esta legislación.
  • Riesgo incrementado de un mercado negro que pueda introducir productos de baja calidad y sin control de calidad poniendo en peligro a la sociedad.
  • Riesgo de generar una continuidad en las tasas de tabaquismo panameñas.

Como bien se sabe, el tabaquismo es la mayor pandemia evitable del siglo XXI, las alarmantes cifras de fumadores en todo el mundo han despertado la preocupación de las autoridades y la sociedad en su conjunto. Aun así miles de personas en todo el mundo no pueden o no quieren dejar de fumar, los adultos fumadores que se muestran médicamente enfermos por adicción muchas veces son olvidados y estigmatizados, pues no se ponen a su disposición herramientas suficientes que les ayuden a dejar de fumar.

Consideramos apropiado comunicarnos con usted en nuestra calidad de profesionales de la salud para señalar diversas acciones que pueden contribuir al proyecto legislativo panameño:

  1. Es de esencial importancia que se plantee una reforma legislativa especialmente restrictiva con el cigarrillo por combustión para desincentivar el consumo de forma directa. Para ello les instamos a que adopten las medidas apropiadas que consideren oportunas como implementar el empaquetado genérico para el tabaco por combustión, desincentivando su consumo y lanzando campañas de comunicación públicas que adviertan a la sociedad de los peligros que supone fumar para la salud.
  2. Es necesario basar las políticas sobre tabaco y sistemas alternativos de suministro de nicotina en evidencia científica avalada por expertos internacionales, otorgando un trato diferente al cigarrillo y a la picadura de tabaco de los productos que contribuyen a la reducción del daño. Se debe garantizar el acceso de fumadores adultos a los productos alternativos de suministro de nicotina de manera que puedan abandonar el hábito de fumar por un producto probadamente con un perfil de riesgo menor.
  3. Se debe prohibir toda publicidad, promoción y patrocinio de productos con nicotina en espacios frecuentados por menores no fumadores, sin embargo, no se debe negar el acceso de los fumadores a la información sobre estos productos. La regulación poco elaborada sobre este punto irá en detrimento de aquellas personas que no pueden, o quieren, dejar de fumar.
  4. Para garantizar la seguridad de los productos alternativos de suministro de nicotina como cigarrillos electrónicos, tomen como reflejo medidas adoptadas en países mucho más avanzados en la lucha contra el tabaquismo como la Unión Europea o Reino Unido, donde desde 2016 existe obligación de notificar a las autoridades públicas toda la información del producto, incluido el diseño del producto, el perfil químico, el contenido total de nicotina, las formas de nicotina, la toxicidad, otros hallazgos de las pruebas de productos y los métodos de prueba. Estas normas están resultando en altos estándares de calidad y seguridad de los productos protegiendo a la población.

Quedando a vuestra disposición si necesitaran de algún otro aporte, los saluda muy atentamente

Dr. Diego Verrastro (MD), Portavoz de la Red Latinoamericana por la Reducción de Daños Asociados al Tabaquismo – www.reldat.org


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorIEVA lanza plataforma para informar a Europa sobre el vapeo
Artículo siguienteCarta de la ARDT al presidente de Panamá
Somos un equipo comprometido con brindar información sobre el vapeo y la reducción de daños del tabaquismo a todo el público iberoamericano. Amamos y defendemos el vapeo y queremos llevar a todo nuestro público información diversa y veraz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here