Burlar y forzar los datos para distorsionar la realidad

Burlar y torturar los datos para distorsionar la realidad
Imagen: Daniil | Adobe Stock

Los opositores a los cigarrillos electrónicos fuerzan datos de recaída de “una sola bocanada” para negar el impacto que los cigarrillos electrónicos tienen en el cese.

Es posible que haya visto titulares como este de CNN: “El uso de cigarrillos electrónicos para prevenir la recaída del tabaquismo no funciona bien, según un estudio”, con citas del autor principal del estudio, el Dr. John Pierce de la Universidad de California en San Diego.

La investigación, que apareció en la revista JAMA Network Open, se basó en datos de la Encuesta de Evaluación de la Población del Tabaco y la Salud (PATH) de la FDA, que durante cinco años ha seguido a los fumadores y otros consumidores de tabaco. El Dr. Pierce generó cobertura de noticias con una serie de afirmaciones hiperbólicas:

“Este es el primer estudio que informa si los fumadores de cigarrillos pueden cambiar a los cigarrillos electrónicos sin volver a fumar cigarrillos (…). [Los fumadores] que cambiaron a los cigarrillos electrónicos (o de hecho a otra forma de tabaco) tenían 8.5 puntos porcentuales más de probabilidades de recaer en los cigarrillos. (…) Si cambiar a los cigarrillos electrónicos era una forma viable de dejar de fumar, entonces aquellos que cambiaron a los cigarrillos electrónicos deberían tener tasas de recaída mucho más bajas al fumar cigarrillos. No encontramos evidencia de esto”.

Malas prácticas de investigación

He trabajado mucho con los datos PATH. Hace dos años descubrí que los autores de un estudio incluían a sabiendas a vapeadores que habían sufrido ataques cardíacos 10 años antes de tomar un cigarrillo electrónico. Ese artículo fue retractado por los editores de la revista.

En el nuevo informe JAMA Network Open, los autores adoptaron un enfoque diferente para caracterizar erróneamente los hechos. Se burlaron y forzaron los datos de la encuesta PATH, que recopila información sobre miles de factores, para que se ajustaran a su narrativa preconcebida sobre los cigarrillos electrónicos y la recaída del tabaquismo.

Pierce y sus colegas se centraron en 13.000 participantes que eran fumadores adultos establecidos en el primer año que participaron en la encuesta PATH. Pierce luego identificó a 1.228 (9,4%) que se convirtieron en exfumadores un año después (Año 1); en ese momento, 459 usaban cigarrillos electrónicos y/u otros productos de tabaco, mientras que 769 no lo hacían. Un año después de eso (Año 2), los investigadores utilizaron esta pregunta para determinar quién había fumado: “En los últimos 12 meses, ¿ha fumado un cigarrillo incluso 1 o 2 caladas?”.

Así es, en Año 2, Pierce consideró como un fracaso a cualquiera que incluso tomara 1 o 2 caladas de un cigarrillo. Con este criterio, aproximadamente el 50% de los exfumadores que no usaban un producto de tabaco en el Año 1 todavía estaban totalmente libres de cigarrillos en el Año 2, en comparación con el 42% de los que habían estado usando cigarrillos electrónicos o tabaco en el Año 1.

La omisión como táctica

Pero aquí hay un hecho del estudio de Pierce que no promovieron: los exfumadores que usaban cigarrillos electrónicos en el Año 1 eran “más propensos a volver a fumar y a ser abstinentes durante 3 meses en el [año 2] (17.0% frente a 10.4%)”.

Sumando los resultados de abstinencia completa y de 3 meses, prácticamente no hubo diferencia entre los usuarios de cigarrillos electrónicos (42% + 17%) y los no usuarios (50% + 10%).

Esto plantea otro problema con las declaraciones de Pierce en los medios. Dijo que los fumadores “que cambiaron a los cigarrillos electrónicos deberían tener tasas de recaída mucho más bajas”. Eso ignora el hecho de que 769 exfumadores en su estudio no consumieron tabaco en el primer año, mientras que 459 exfumadores diferentes usaron cigarrillos electrónicos / tabaco. Ambos produjeron tasas de abstinencia completa y de 3 meses que son similares, y ambas se sumaron al grupo de exfumadores. No importa cómo llegaron allí.

Consecuencias preocupantes

A lo largo del artículo y en sus comentarios públicos, Pierce hizo referencia a los fumadores “que cambiaron a los cigarrillos electrónicos”. Eso es engañoso. PATH recopila información sobre las ayudas que los exfumadores usaban para dejar de fumar. (Mi grupo publicó un estudio sobre esto en 2017). La única información que Pierce et al. informó fue si los exfumadores en el Año 1 estaban usando o no cigarrillos electrónicos / tabaco. Al ignorar la información sobre dejar de fumar, socavaron los resultados positivos de los cigarrillos electrónicos y distorsionaron el mensaje de salud pública.

Finalmente, la mayoría de la gente sabe que algunos exfumadores, incluidos los que usaban cigarrillos electrónicos, vuelven a fumar. Dado el ritmo de las declaraciones negativas engañosas sobre los cigarrillos electrónicos (son tóxicos, esclavizan a los niños y ahora, “los cigarrillos electrónicos no ayudan a los fumadores a evitar los cigarrillos combustibles”), no es de extrañar que alguien deje de fumar y se quede libre de humo con vapor.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Publicación original: E-Cigarette Opponents Torture PATH “One-Puff” Relapse Data to Deny E-Cigarettes’ Cessation Impact. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorLos nuevos coloniales
Artículo siguienteLa COP9 es decisiva para cambiar el rumbo
El Dr. Brad Rodu es profesor de medicina y miembro del Centro de Cáncer James Graham Brown de la Universidad de Louisville. Hace casi 30 años está involucrado en la investigación y el desarrollo de políticas relacionadas con la reducción del daño del tabaco (THR). Sus investigaciones han aparecido en las principales revistas médicas y científicas del mundo, y es autor del libro 'For Smokers Only: How Smokeless Tobacco Can Save Your Life'.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here