USPS podría eximir a algunas empresas de vapeo de la “prohibición del correo”

El Servicio Postal de Estados Unidos aclara su política en relación con empresas de vapeo y anuncia posibles exenciones.

El pasado 19 de abril, el Servicio Postal de los Estados Unidos (USPS) ofreció una nueva guía para las empresas de vapeo adelantándose a una regla que dificultará el envío por correo de sus productos a los consumidores.

El aviso, publicado en el Registro Federal, dio cierta claridad sobre la próxima política y describió posibles excepciones, que podrían incluir cáñamo legal y sus derivados. Como la restricción entrará en vigencia inmediatamente después de su finalización y USPS no revisará ninguna exención antes de tiempo, la agencia publicó lo que espera sea un proceso de solicitud simplificado.

El servicio postal sugiere que los posibles solicitantes creen una hoja de cálculo que incluya una serie de elementos para cada remitente y destinatario de los dispositivos de vapeo propuestos: nombres de entidades comerciales o gubernamentales; respectivas direcciones; oficina comercial o minorista de USPS donde los remitentes licitarían los envíos; qué oficina de USPS recuperaría los envíos; descripciones de las entidades comerciales y gubernamentales; información sobre licencias; datos de prueba, si corresponde; nombres de marca y descripciones de los productos; y la cantidad y concentración de los productos.

Este escenario legal ha sido un dolor de cabeza persistente y una fuente de confusión para los defensores del cáñamo y del vapeo desde finales de diciembre de 2020, cuando el entonces presidente Donald Trump firmó un proyecto de ley de ayuda relacionado a la pandemia que revisó y actualizó la Ley para Prevenir todo el tráfico de cigarrillos (Prevent All Cigarette Trafficking – Ley PACT). Esa acción modificó la legislación de 2010 para incluir ahora todos los cigarrillos electrónicos y productos de vapeo.

La Ley PACT

La revisión, conocida como la Ley de Prevención de la Venta en Línea de Cigarrillos Electrónicos a Niños (Preventing Online Sales of E-Cigarettes to Children Act), está destinada a hacer lo que su nombre describe y se ha hecho conocida entre los activistas, fabricantes y consumidores como la “prohibición del correo de vapeo“.

Entre otros requisitos, la Ley PACT también estipula que los fabricantes se registren en la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearm and Explosives – ATF) y que presenten informes mensuales a los administradores estatales de impuestos al tabaco. Se permiten las ventas empresa a empresa (B2B), aunque se aplican las condiciones de registro y presentación de informes.

A los activistas provapeo les ha preocupado que la Ley PACT cierre muchas pequeñas empresas. Incluso si pueden solicitar exenciones, el procedimiento podría llevar tanto tiempo, y podrían perder tanto dinero durante ese período, que una exención no tendría relevancia. (Otros servicios de entrega, como United Parcel Service (UPS), FedEx y DHL, ya tienen restricciones sobre el envío de productos de vapeo).

“Si alguna de las excepciones está disponible en última instancia para los ENDS (sistemas electrónicos de suministro de nicotina), entonces, dada la naturaleza altamente descentralizada de la industria de los ENDS en relación con las industrias cubiertas históricamente por la Ley PACT, el Servicio Postal anticipa recibir solicitudes de excepción relacionadas con los ENDS a un ritmo de varias órdenes de magnitud por encima de la norma histórica”, se puede leer en la guía.

“El USPS no pidió que se les impusiera esta nueva ley, pero la ley establece que las transacciones de empresa a empresa están permitidas”, dijo Greg Conley, presidente de la Asociación Estadounidense de Vapeo. “Con los principales operadores como FedEx y UPS abandonando las tiendas minoristas de vapeo de Estados Unidos, los propietarios de negocios y sus clientes necesitan que USPS actúe con rapidez para resolver este problema”.

Implicaciones para el cáñamo

“El cáñamo también está muy implicado [en la Ley PACT]”, declaró Alex Buscher, un abogado de la industria del cáñamo de Colorado, a la revista Filter. “Y la definición de ‘ENDS’ es lo suficientemente amplia como para que se pueda incluir baterías y cartuchos vacíos”.

Algunos defensores del cáñamo no creen estar en la mira. La legislación parece dirigida a mantener los productos de vapeo fuera del alcance de niños y adolescentes. Sin embargo, a muchos les preocupa que la redacción del proyecto pueda extenderse a ellos, específicamente, la referencia a “cualquier dispositivo electrónico que, a través de una solución en aerosol, suministre nicotina, sabor o cualquier otra sustancia al usuario que inhala del dispositivo”.

“Los vaporizadores con CBD y el cáñamo legal son un blanco no intencionado del lenguaje amplio de la enmienda de la Ley PACT”, dijo a Filter John Nathan, presidente de Bay State Hemp Company, con sede en Massachusetts, y miembro de la junta de la Northeast Sustainable Hemp Association.

Ya hemos visto una confusión semántica similar con EVALI, las lesiones pulmonares asociadas al uso de cigarrillos electrónicos o productos de vapeo que fueron noticia en el verano de 2019, cuando jóvenes ingresaban a los hospitales con lo que parecían ser quemaduras en los pulmones. Los críticos han señalado durante mucho tiempo que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) no dejaron en claro que era el acetato de vitamina E, una sustancia química que se encuentra en algunos cartuchos de THC ilícitos y contaminados, lo que estaba causando el problema.

Pero de cualquier forma el daño ya estaba hecho. La opinión pública se amargó aún más con el vapeo de nicotina, que no había sido responsable del daño, pero que permaneció en el acrónimo de la enfermedad.

Publicación original: USPS Might Soon Exempt Some Vape Businesses From “Mail Ban”

Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorPanamá: ¿por qué siguen violando los derechos de los fumadores?
Artículo siguienteMichael Bloomberg cambia la política de salud de la India
Alex Norcia es periodista en Nueva York, donde cubre la política laboral y de drogas, especialmente la reducción del daño del tabaco. Más recientemente, fue reportero en Vice, y también ha sido publicado en lugares como The New York Times Magazine, The Nation y The Daily Beast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here