¿Los antivapeo realmente piensan en los niños?

¿Los antivapeo realmente piensan en los niños?
Foto: Adobe Stock

Ya es suficiente de leer y escuchar discursos insulsos, llenos de cifras aleatorias carentes de lógica como de sustento. La manipulación de la información es parte de la estrategia de la mayoría de conglomerados antivapeo. Es una guerra sucia donde la persuasión está manchada con alarmismos y fanatismos infundados.

Cada vez que escucho algún pseudoargumento que en su construcción tiene las palabras “niños” y “vulnerar”, es para mi inevitable pensar en un personaje de la serie animada estadounidense Los Simpson. Ultra religiosa, chismosa, alarmista y déspota; “¿alguien quiere pensar en los niños, por favor?” es su frase insignia. Helen Alegría es la viva imagen del constructo social de los antivapeo, que usan discursos sensibleros y llenos de “verdades acomodadas” y carentes de sustento más allá de sus egos (o billeteras).

Los representantes del discurso antivapeo recurren al uso, manipulación y segmentación de la información en conjunto con el público objetivo. Y lo que los termina de sacar completamente del buen ejercicio comunicativo y periodístico es la actitud petulante que tienen al exponer su posición. 

Esto marca una línea discursiva en todos sus comunicados y son fácilmente identificables. La retórica toma un tinte alarmista, se exponen datos aleatorios y generalmente sin contrastar, y se presentan estudios amañados e incluso aceptados por la industria del tabaco. Se trata de ataques sin fundamento y siempre con ínfulas prohibicionistas. 

¿Por qué es un discurso absurdo?

La objetividad no se puede poner en duda, pues realmente son muy objetivos con el propósito de denigrar el vapeo. Sin embargo, me atrevería a decir que el cigarrillo electrónico ha sido el consumible tecnológico más estudiado del siglo XXI. Es objeto de estudio en diferentes áreas científicas y de la salud puesto que no se quiere repetir el mismo error de hace 60 años: médicos recetando cigarrillos.

Es entonces donde toda argumentación proveniente de estos grupos antitabaco y antivapeo se vuelve insulsa, repetitiva y predecible. Usar a los niños y jóvenes de escudo y lanza para rebatir estudios científicos serios y distraer la atención es todo un cliché. 

Falsa preocupación

Una preocupación real por los niños y jóvenes se manifestaría en la implementación de estrategias educativas respecto al consumo y la convivencia con sustancias propensas a abuso (nicotina, alcohol, drogas en general), un estatuto regulatorio justo y que esté enfocado en el público adulto junto con una estrategia para la reducción de daños. Incluso, seguiría el ejemplo del Reino Unido que promociona los cigarrillos electrónicos como una alternativa para la cesación del tabaquismo. 

Pero cuando la realidad es otra, los millones de dólares se invierten en campañas en medios masivos de comunicación, redes sociales y propaganda alarmista, causando repudio en la comunidad con sus métodos y formas de exponer el vapeo. 

Parecen dar a entender que la vida escolar es inconcebible sin el consumo de nicotina y el pilar de la industria se basa en darle gusto a los niños y jóvenes, desde lo visual hasta lo olfativo. Es entonces cuando atacan el diseño que muchas veces entraña recuerdos en la generación que puede vapear, mientras además intentan prohibir los sabores. Esto es ridículo.

Como consecuencia, la industria se ve agredida y los usuarios afectados. Se le niega la oportunidad a un fumador de mejorar su vida, se estigmatiza al vapeador, el comercio minorista sigue siento ignorado. Todo esto sostenido por unos valores retrógrados, intereses económicos, comerciales y políticos que benefician a grupos específicos que empatizan con una sociedad interesada, cínica, a su medida.


Este artículo es una publicación original. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorLa OMS reafirma su postura antivapeo en el Día Mundial sin Tabaco
Artículo siguienteEl primer Coloquio de RELDAT
Somos un equipo comprometido con brindar información sobre el vapeo y la reducción de daños del tabaquismo a todo el público iberoamericano. Amamos y defendemos el vapeo y queremos llevar a todo nuestro público información diversa y veraz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here