El arma secreta para un mejor 2021

¿Cómo nos afectan nuestras fuentes de información?
Foto: Adobe Stock | Adaptación: Vaping Today

Gracias, lector.

The Vaping Today busca reducir los daños de la desinformación y servir como un puerto seguro a nuestros lectores. ¿Cómo? Filtrando y agrupando las noticias y novedades relacionadas con el vapeo y la reducción de daños por tabaquismo. El objetivo es garantizar su derecho a estar informado por medio de un periodismo independiente y comprometido con la verdad.

Todos hemos leído y convivido con prejuicios e información falsa sobre el vapeo. Que causa pulmón de palomitas de maíz o EVALI, que hay una epidemia de vapeo adolescente en Estados Unidos, que es una puerta de entrada al tabaquismo. Ahora también que aumenta la posibilidad de contraer COVID-19. Ideas como estas se difunden en grandes medios de comunicación y, sobre todo, en redes sociales y en cadenas de mensajería instantánea como WhatsApp. Y estos y otros temas que buscan desinformar siguen circulando, con apoyo de multimillonarios y enormes empresas, impidiéndole al público construir una opinión basada en hechos.

Esto refuerza nuestra responsabilidad y deber editorial.

En un año tan difícil como 2020 aceptamos el desafío de entregar una publicación dedicada al público iberoamericano; diaria, en línea y gratuita, especializada en el universo de los productos alternativos de bajo riesgo para el consumo de nicotina. El resultado de estos cinco meses en línea es la convicción de que un buen periodismo especializado es un servicio imprescindible y cada día más necesario.

¿Cómo nos afectan nuestras fuentes de información?

En los últimos dos meses de 2020, politólogos de la Universidad de Carolina del Norte (EE. UU.), en conjunto con universidades públicas brasileñas asociadas al periódico Folha y a una agencia de consultoría que actúa con inteligencia de datos, han evaluado las distintas formas en que las personas acceden a la información para medir la influencia de contenidos falsos (fake news) y la mala información.  

El estudio ha utilizado metodologías bastante comunes en el campo de la psicología social y de la medicina. Se crearon dos grupos de 500 personas de distintas clases sociales, géneros, edad y religión. Cada grupo recibió contenido del cual no conocía la fuente durante dos meses. El grupo de tratamiento se informó solo por medio de noticias firmadas por empresas periodísticas y, además, recibió contenidos acerca del proceso periodístico y de chequeo de información. El grupo de control, en cambio, recibió noticias de diversas fuentes y de redes sociales.

A los dos grupos se les sometió al mismo número y contenido de noticias falsas. ¿Qué ocurrió? El resultado mostró que el grupo de tratamiento estuvo mejor preparado para evaluar la información. Tuvo 25% menos de posibilidad de creer en noticias falsas. Este resultado concuerda con investigaciones llevadas a cabo anteriormente en los EE. UU. (27%) y la India (18%).

Los investigadores también midieron el nivel de creencia en las fake news según el medio habitual con el que se informan las personas. Encontraron que los lectores frecuentes de periódicos creen menos (-17%) en noticias falsas que aquellos que habitualmente buscan información en medios audiovisuales (+24%). 

En resumen, el estudio citado demostró la importancia de una educación básica que fomente una mirada crítica frente a los contenidos que se consumen. También confirmó que entre más contenido de calidad (con fuentes fiables y sin sesgos de ningún tipo) recibe el consumidor, más adquiere herramientas para cuestionar y evaluar, de modo que se reduce su posibilidad de creer en noticias falsas. Y es exactamente eso lo que queremos: lectores críticos, con habilidades para evaluar lo que leen y que reciban información que genere conocimiento.

¿Qué viene ahora?

Hemos surgido con fuerza en el que ha sido, quizás, el año más difícil de nuestras vidas. Eso indica que, aunque tal vez 2021 no sea mucho mejor, sí que podemos incrementar nuestras actividades y producir un periodismo de impacto positivo. Este año queremos ampliar nuestro alcance. Y sabemos que cada día es una oportunidad de mejorar.

Tenemos muchos planes, metas y estamos trabajando en muchas novedades. El apoyo de todos ustedes es esencial para ello. Sígannos en las redes sociales, suscríbanse, apoyen, continúen compartiendo nuestros contenidos con sus amigos, familiares, con aquellas personas que todavía son presas fáciles de la desinformación y de la mala información. Intentemos juntos hacer un 2021 diferente y mucho mejor.

Gracias por acompañarnos en estos cinco meses. Lo hacemos por ustedes.


Este artículo lo produjo el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorVapeadores y no fumadores muestran niveles similares de toxicidad cardiovascular
Artículo siguiente¿Cómo serán los nuevos años 20?
Somos un equipo comprometido con brindar información sobre el vapeo y la reducción de daños del tabaquismo a todo el público iberoamericano. Amamos y defendemos el vapeo y queremos llevar a todo nuestro público información diversa y veraz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here