¿China incluirá el vapeo en su monopolio del tabaco?

¿China incluirá el vapeo en su monopolio del tabaco?

China anunció que pronto regulará el vapeo. Las opiniones sobre la decisión y sus implicaciones están dividas. ¿Qué está en juego?

A finales de marzo, China dijo que pronto regularía los productos de vapeo como los cigarrillos. Eso significa que los vaporizadores de nicotina caerían bajo el control del monopolio del tabaco de ese país, una nueva situación con enormes implicaciones en China y potencialmente en el resto del mundo. Esta nación produce aproximadamente el 90 por ciento de los cigarrillos electrónicos del planeta.

En China, el gobierno y las grandes tabacaleras son lo mismo. La Administración Estatal del Monopolio del Tabaco y la Corporación Nacional del Tabaco de China, administrada por el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información y conocida coloquialmente como “Tabaco de China”, son tanto la agencia a cargo de la regulación del tabaco como el fabricante de productos de tabaco. Aparte de una pequeña cantidad de marcas extranjeras “premium”, China Tobacco tiene prácticamente todo el mercado para el tabaco, pero no, por el momento, para los vaporizadores.

“Esto sucede en los países de ingresos bajos a medianos en general”, dijo a Filter Samrat Chowdhery, presidente de INNCO, una organización mundial sin fines de lucro que apoya los derechos y el bienestar de los adultos que usan nicotina más segura. “El problema se ve desde la perspectiva moral, pero atenuado con el valor comercial del tabaco. Al ser países con problemas de liquidez, esos ingresos son importantes. Puedes usar ese dinero para construir escuelas para niños, dice la lógica. ¿Qué está mal con eso?.

Una noticia impactante

China sigue siendo el mayor productor y consumidor de tabaco del planeta, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hay más de 300 millones de fumadores en el país, el 27 por ciento de los adultos. Aproximadamente un tercio de los fumadores del mundo reside allí.

Esto ilustra la enorme escala de China Tobacco, incluso si el monopolio no suele divulgar información financiera. Un artículo de 2019 en el South Morning China Post citó datos de 2012 para mostrar que China Tobacco generalmente podría generar incluso más dinero que Walmart cada año, registrando miles de millones de dólares en ganancias.

“Cuando China Tobacco emitió una propuesta… “para fortalecer la supervisión de nuevos productos de tabaco como los cigarrillos electrónicos”, el mundo se dio cuenta”.

Por eso, cuando China Tobacco emitió recientemente una propuesta de una sola línea, más o menos titulada “Decisión sobre la enmienda de las normas de aplicación de la Ley de monopolio del tabaco de la República Popular de China”, “con el fin de fortalecer la supervisión de nuevos productos de tabaco como e-cigarrillos”, el mundo se dio cuenta. La agencia invitó a comentarios públicos hasta el 22 de abril.

La noticia de las inminentes regulaciones sacudió inmediatamente a la industria de los cigarrillos electrónicos del país y los inversores se apresuraron a salir corriendo. Las acciones de algunas de las empresas de vapeo más grandes se desplomaron. RLX Technology, que cotiza en la Bolsa de Valores de Nueva York, y SMOORE, que cotiza en Hong Kong, cayeron precipitadamente, en un 48% y un 27% respectivamente. (Cada uno se ha recuperado un poco en los últimos dos meses).

¿Qué opinan los expertos?

Muchos expertos y observadores de la industria siguen confundidos acerca de las implicaciones del cambio, si ocurren y cuándo.

“Han surgido muy pocos detalles, y ese anuncio en marzo dejó mucho espacio para que la gente adivine”, dijo a Filter Yuchen Xue, analista de datos de la Fundación para un Mundo Libre de Humo. “Estas regulaciones no surgen de la nada. Ha habido un consenso en la industria de que los cigarrillos electrónicos estarían bajo la supervisión del monopolio del tabaco. Solo era cuestión de cuándo.

Ha habido pistas pasadas. En el verano de 2019, el gobierno chino publicó un borrador de regulación exhaustivo de los estándares de los cigarrillos electrónicos, que incluía información detallada sobre el cumplimiento de la batería, la pureza del líquido electrónico, los métodos de prueba y un límite de nicotina de 20 miligramos por mililitro, como está en la Unión Europea bajo la Directiva de Productos de Tabaco. Más tarde ese año, cuando la desinformación y los problemas de salud en torno al vapeo adolescente se arremolinaron en los Estados Unidos, China prohibió las ventas en línea de productos de vapeo.

“Tengo la sensación de que la autoridad querrá colocar los cigarrillos electrónicos bajo el monopolio del tabaco para regular mejor la industria y generar ingresos fiscales adicionales”, dijo David Ettinger, socio y representante principal en Shanghái del bufete de abogados Keller and Heckman, donde asesora a empresas multinacionales en productos relacionados con el tabaco. Pero le dijo a Filter que, dadas las prioridades recientes de la pandemia de coronavirus, “puede llevar más tiempo antes de que veamos algo finalizado”.

“Pude ver que algo sucedería a finales de este año o principios del próximo, pero nadie puede predecirlo con certeza”, continuó. “Ciertamente está en la lista de tareas pendientes de China”.

Una industria en crecimiento

“El anuncio ha provocado una intensa especulación, dividiendo a los espectadores y participantes en dos bandos”.

Gran parte de la vasta industria de fabricación de cigarrillos electrónicos de China tiene su sede en Shenzhen, una ciudad al norte de Hong Kong que ha sido descrita como la “capital mundial del vapeo“. La industria emplea a muchos millones de personas. Pero un informe reciente sobre el estado global de la reducción del daño del tabaco (GSTHR) estima que solo hay 7,7 millones de vapeadores en la propia China, o el 0,6 por ciento de la población, un número significativamente menor que el de los fumadores, pero una proporción sustancial de los 19,2 millones de vapeadores de nicotina en toda Asia.

Se espera que ese número, como la industria del vapeo en su conjunto, crezca. ECigIntelligence, que ofrece asesoramiento regulatorio a consumidores, empresas y legisladores, estima que el mercado interno chino ya tiene un valor de 1.300 millones de dólares. También ha señalado que en 2020 China exportó cigarrillos electrónicos por valor de casi 8 mil millones de dólares.

La vaguedad del anuncio de China Tobacco ha provocado una intensa especulación, dividiendo a los espectadores y participantes en dos bandos. Un lado cree que esto es prueba de que el gobierno se está tomando en serio estos productos y los regulará adecuadamente, tal vez a través de un nuevo tipo de sistema de licencias o impuestos. Eso crearía una barrera más dura para ingresar a la industria y eventualmente podría reforzar las cuotas de mercado de las principales empresas que se desplomaron en marzo. Pero, piensan: hacer que el vapeo sea “oficial” de esta manera podría aumentar rápidamente el acceso para cientos de millones de fumadores chinos que aún no se han cambiado.

A favor y en contra

“Creemos que las regulaciones son buenas para el desarrollo saludable y estandarizado de la industria a largo plazo”, dijo a Filter Sofia Luo, directora de marketing de SMOORE. “En SMOORE, nos enfocamos en la plataforma de tecnología de atomización: la investigación científica básica no solo se aplica al vapeo, sino también a la atención médica y otras áreas que mejoran la vida de los consumidores”.

La otra parte, mientras tanto, cree que la supervisión del monopolio chino del tabaco sobre estas empresas podría volverse restrictiva, incluso que la escala de la industria probablemente dificultará su implementación. Algunos defensores de los consumidores y fabricantes más pequeños de vapeo que podrían estar excluidos creen que vapear en China, con todas sus implicaciones de reducción de daños, puede crecer orgánicamente más rápido y sin ese nivel de interferencia del gobierno.

Entonces, si bien los próximos pasos potenciales de China Tobacco se debaten acaloradamente, su importancia no es debatible. El misterio ha dejado a muchos tambaleándose de un lado a otro sobre el mejor curso de acción.

“Empecé en el segundo bando”, dijo Chowdhery. “Pero poco a poco me han persuadido de la primera opción, de la idea de que esto podría ser algo bueno”.


Este artículo fue traducido y adaptado al español por el equipo de Vaping Today. Publicación original: Will China Bring Vapes Under the Country’s Tobacco Monopoly? . Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Artículo anteriorLas recomendaciones de APPG Tabaco y Salud para un Reino Unido libre de humo en 2030
Artículo siguienteOnnix de Freemax: ¿el rey silencioso de los pods?
Alex Norcia es periodista en Nueva York, donde cubre la política laboral y de drogas, especialmente la reducción del daño del tabaco. Más recientemente, fue reportero en Vice, y también ha sido publicado en lugares como The New York Times Magazine, The Nation y The Daily Beast.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here