Artículo de Bloomberg engaña sobre los efectos de la nicotina

Artículo de Bloomberg.com engaña sobre los efectos de la nicotina
Foto: Adobe Stock | Adaptación: Vaping Today

Bloomberg continúa difundiendo desinformación sobre la nicotina y la FDA no parece muy interesada en detener este comportamiento.

En un artículo publicado el 4 de marzo, la reportera de Bloomberg Tiffany Kary cita una carta enviada por Paige Magness, vicepresidenta senior de asuntos regulatorios del fabricante de tabaco Altria, a la FDA el 25 de febrero.

Según el artículo, “Altria pidió a la FDA que aborde las percepciones erróneas sobre la nicotina como parte de una campaña publicitaria de $100 millones para reducir el daño causado por el tabaco. (…) Tres cuartas partes de los adultos estadounidenses creen incorrectamente que la nicotina causa cáncer, dijo Altria en el comunicado, citando investigaciones del gobierno.

Mientras los datos de la encuesta del Instituto Nacional del Cáncer muestran que solo el 25% de los estadounidenses cree correctamente que la nicotina no causa cáncer, Bloomberg afirma erróneamente que “se sabe desde hace años que la nicotina no es la causa directa de muchos de los males del tabaquismo.

El artículo continúa: “La droga incluso se ha promocionado [touted] como una forma de aliviar la tensión y agudizar la mente”. Esto lo dice antes de señalar que es “el ingrediente que hace que las personas se hagan adictas a los productos del tabaco y tiene riesgos, incluido posiblemente hacer que las personas sean más susceptibles al abuso de opioides”.

“Tout” es un término despectivo que significa describir o publicitar con jactancia. Dado que la nicotina tiene muchos beneficios comprobados, no es necesario promocionarla. Aun así, Bloomberg la pinta de manera irresponsable e inexacta como una puerta de entrada a las drogas duras.

¿Guerra sucia?

Altria no se equivoca al pedirle a la FDA que combata la información errónea sobre la nicotina y el tabaco, pero es poco probable que la agencia actúe para cumplir su solicitud. Los funcionarios de la FDA han dejado clara su posición. En esencia dicen: “continuaremos diciéndoles a los estadounidenses que todos los productos de nicotina/tabaco son peligrosos. Las afirmaciones contrarias de los fabricantes sobre sus productos debemos aprobarlas primero nosotros.

Bloomberg dice que la agencia “tiene el presupuesto y las habilidades de marketing para llegar a las masas a través de sus campañas de educación pública. Pero la agencia utiliza muchos de esos recursos para abordar los riesgos para la salud de productos fabricados por empresas como Altria.

Sus anuncios recientes en el contexto de la campaña “Costo real” dicen que el tabaco oral puede causar cáncer de boca (lo cual no es cierto, según una investigación del gobierno), pérdida de dientes (totalmente falso), dientes marrones y dolor en la mandíbula (que también los causan el café y el chicle), mientras que “la mayoría de los vaporizadores contienen niveles de nicotina muy adictivos”.

Más de lo mismo

Además de llenar los cerebros de los fumadores con información errónea, la campaña “Costo real” de la FDA les cuesta a los contribuyentes dinero real. En un comentario publicado el año pasado en el American Journal of Public Health, comenté que “El [segundo] artículo presupuestario más grande del Centro de Productos de Tabaco de la FDA ($159.5 millones, o 22%) apoya campañas de educación pública y comunicaciones para ‘reducir el consumo de tabaco’ e informar a las “audiencias objetivo” sobre los “daños del consumo de productos de tabaco”.

En esta categoría, la campaña juvenil de prevención de cigarrillos electrónicos ‘The Real Cost‘ muestra a los cigarrillos electrónicos invadiendo los cuerpos de los adolescentes como gusanos, y a un mago que convierte los cigarrillos electrónicos en cigarrillos combustibles.

La FDA ha reconocido, aparentemente sin preocupación, que la campaña convence a los fumadores adultos de que los cigarrillos electrónicos son igual o más dañinos que los cigarrillos, lo que impide dejar de fumar.

Intentando darle credibilidad a la historia, Bloomberg cita a Eric Lindblom, un abogado que ha trabajado para la FDA y para la prohibicionista Campaign for Tobacco-Free Kids.

Al ofrecer la pseudorevelación de que “la nicotina no es benigna”, Lindblom opina que la nicotina “puede interferir con el desarrollo del cerebro (una falacia documentada) y los resultados del nacimiento”. Y cierra con un conclusión injustificada: “Es un veneno agrícola en grandes dosis”. ¿Cuál es la relevancia de las aplicaciones agrícolas de grandes dosis para los fumadores, consumidores y vapeadores? Absolutamente cero, como el valor del artículo de Bloomberg citado.

Publicación original: Bloomberg Tobacco Article Misleads on Nicotine Effects

Este artículo lo tradujo y adaptó al español el equipo de Vaping Today. Si encuentra algún error, inconsistencia o tiene información que pueda complementar el texto, comuníquese utilizando el formulario de contacto o por correo electrónico a redaccion@thevapingtoday.com.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here